6.1_ESTE SITIO _imagen_OK

Escritos para desocupados es una colección de ensayos, confesiones, crónicas, trozos autobiográficos, fragmentos de diario, manifiestos y panfletos entregados abiertamente al proselitismo de una nueva forma de vida: la vida ociosa. Refractarios al evangelio universal de la productividad, estos escritos están dirigidos a todos los jefes de departamento, freidores de papitas, oficinistas de tribunal, secretarias, diseñadores, cognitarios, cajeras y celadoras que deseen desertar del yugo de una vez por todas, para dedicarse a cultivar su verdadera personalidad, esa que permanece adormecida bajo la losa de la oficina.

Ahora traídos a internet para la discusión y el gozo masivo, en estos ensayos breves (algunos), vagabundos (la mayoría) y heréticos (todos) cristaliza una nueva forma donde, como querían los experimentos más radicales de las vanguardias, arte y vida se confunden. Son contraensayos.

“Ganarse la vida es perderla”, escribió Henry Miller. Esa paradoja es una de las materias centrales de esta página web (salida de las páginas de un libro) que confiesa también sus propias contradicciones: los deseos siempre inalcanzables de encontrar la inactividad en medio de una existencia colectiva que ha cruzado ya los límites de la hiperacción. Los escritores (antes, “los ociosos”) no se salvan y aquí se reflexiona también sobre cómo el artista estresado, corriendo detrás de la celebridad, se ha convertido en víctma y cómplice del statu quo.

Situado entre la crisis del corralito argentino y la crisis global del capitalismo financiero, Escritos para desocupados es una prolongación contemporánea de la senda de holgazanes libertarios que defendieron el humano derecho a la pereza (de Séneca al No trabajen más de Guy Debord y los situacionistas franceses). Quiere ser también, a su manera, un libro de sublevación personal dedicado a los workahólicos y/o explotados del mundo, entre los que nos encontramos todos.